X

El 6 de julio de 1950, el comerciante JULIAN LONDOÑO y el ebanista JESUS OQUENDO se unieron para crear la sociedad Funeraria y Ebanistería Medellín. Desde ese entonces, la empresa se destacó en el desarrollo de su objeto social, pues utilizó una estrategia innovadora para la época.

En ese tiempo, los servicios funerarios de menor costo no usaban carroza sino tarimón, por eso se aprovechó la ocasión para ofrecer todos los servicios con carroza último modelo.

Por lo anterior, en 1952 se hizo una alianza estratégica con Tax Nutibara, empresa que tenía a todos sus vehículos del mismo color, marca y modelo que la carroza de la Compañía; para el servicio funerario se les colocaba el aviso de la Empresa. Más adelante, en 1954, fue la primera empresa funeraria en tener una floristería propia.

En 1956 fue la primera empresa que conformó una comercializadora de servicios en pre-necesidad, en sociedad con el señor Antonio Florez, propietario de Funeraria Metropolitana. Funeraria Medellin era la entidad encargada de prestar los servicios, siendo esta en 1959 la primera empresa del ramo en atender en horario nocturno. En 1963 comenzó el alquiler de sillas y demás elementos necesarios para una velación en casa, siendo éste el precursor del actual servicio de velación en agencia funeraria.

En 1977 Funeraria Medellín se convierte en Sociedad Limitada, esta nueva conformación hizo que la empresa se dinamizara y generara cambios en la administración, la cual fue asignada por la Junta de Socios a Darío Oquendo Zapata, quien se encargó inicialmente de generar fuertes cambios de imagen: logotipo, decoración del local, presentación del personal, entre otros; y sobre todo, innovar la manera de prestar el servicio funerario, donde la Funeraria dejaba de ser un elemento pasivo para convertirse en una empresa de alta calidad, dispuesta y organizada para atender todas las necesidades del cliente. Se tomó conciencia de la importancia de ello y desde ese momento se decidió incluir en los servicios el manejo del cortejo, servicio creado por Funeraria Medellin desde 1978 y que ha sido implementado en otras ciudades de Colombia y Latinoamérica, complementado con el servicio privado de transporte con personal femenino debidamente uniformado y preparado para prestar un servicio de excelencia.

En 1981 se pone en funcionamiento la primera Sala de Velación fuera del centro de la ciudad, ubicada en el primer parque de Laureles.

En 1982 se creó Servicios Exequiales Medellin Ltda., empresa comercializadora filial de Funeraria Medellin, para ofrecer el PREPAGO FUNERARIO.

En 1986 se crea el producto de previsión Protección Familiar Funeraria PROTEFA, como una manera de llegar al público de menor capacidad económica, convirtiéndose actualmente, en el más importante de la Empresa.

En 1990 se abre al público Abadía de El Poblado, Casa de Velaciones, considerada la mejor de su clase en Medellín y una de las mejores de América Latina. En ese mismo año se crea el producto de previsión TARJETA DORADA.

En 1994 se abre la sucursal de Rionegro debido al auge y desarrollo del oriente cercano.

En 1996 se conformó la comercializadora PROTECCION PLENITUD S.A., brindando servicios de pre-necesidad y ABADÍA DE LAS MERCEDES con funeraria y sala de velación ubicada en Maracaibo, Venezuela.

Ante la necesidad de competir en mercados de menor capacidad económica, se crea la marca PLENITUD en agosto de 1997.

En 1999 se realiza una alianza estratégica con la empresa MEDICOS EN SU CASA, con el fin de fortalecer el paquete de servicios en los planes de previsión, inicialmente para el plan TARJETA DORADA EMPRESARIAL; en la actualidad, este valor agregado se ofrece en otros servicios de previsión empresarial.

En el año 2000 se empiezan a comercializar los planes de previsión funeraria en Barranquilla, siendo así como en Julio de 2001 se abre la funeraria y sala de velación ABADIA DE EL PRADO, la cual cuenta con toda la infraestructura necesaria para la prestación de servicios funerarios.

Al siguiente año, en la Empresa se crea el "Sistema de Gestión Integral de Calidad" SGIC, liderado por la Gerencia General y la Dirección de Planeación con el fin de desarrollar el plan de mejoramiento, normalizar procesos y lograr la certificación, de tal manera que pueda ser reconocida por la calidad de sus productos y servicios.

En los inicios del año 2004, se abrió una sucursal de Protección Plenitud en Cali, para comercializar los programas en pre-necesidad de las empresas en el Valle del Cauca.

Hacia finales del 2005 la organización ya estaba conformada por aproximadamente 250 personas. En el mismo año se extiende a la Ciudad de México para proporcionar planes de protección funeraria con PREVISORA PLENITUD, S.A. de C.V. para todo el país.

En el 2007 abrimos nuestras puertas en la ciudad de Miami con Plenitud, Inc. para ofrecer servicios de repatriación y protección funeraria para los migrantes latinos.

El 15 de julio del año 2009, empezó a funcionar la Funeraria Abadía de Monserrate; en la ciudad de Bogotá.

En enero del año 2011, se pone en funcionamiento la Sala de Velación Funeraria Medellín en la sede principal.

El 1º de febrero del año 2012, empezó a funcionar Abadía del Rosario; en el municipio de Itagüí.

En el año 2014 empezó a operar Abadía de San Luis, en el Puerto de Buenaventura; y en este mismo año se adquiere la Funeraria Espíritu Santo, en Brasil

MISIÓN

Generar bienestar y calidad de vida a las familias a través de servicios y planes de protección integral.

VISIÓN

Ser reconocidos en el 2020 como una empresa que brinda productos y servicios de alta calidad que generen bienestar a la familia.

VALORES CORPORATIVOS

Al ser humano hay que tomarlo como a un ser integral que tiene cuerpo, mente y espíritu, tres elementos que determinan los diferentes aspectos que expresan lo físico, lo intelectual y lo espiritual; cuando una persona desarrolla sólo un aspecto desequilibra su ser y el entorno en el que vive.

Generalmente la gente tiene la tendencia a desarrollar sólo los aspectos físico y mental porque en nuestra sociedad prima el egoísmo como elemento que potencializa el poder mismo, que se expresa en la práctica a través del dinero, por esa razón este último se ha convertido en un fin en sí mismo y se ha perdido el respeto por el ser, lo que ha desembocado en guerras, violencia, deshonestidad y hambre entre otras.

Cuando el hombre desarrolla la espiritualidad como elemento unificador y potencializador de su ser, minimiza el encanto por el dinero y el poder, convirtiendo el primero en consecuencia de una vida ordenada y disciplinada puesta al servicio de los demás. Estos elementos se traducen en el concepto de vivir bien, alcanzando así la felicidad.

Por eso desde hace muchos años, para Plenitud Protección S.A., ha sido fundamental cultivar en su gente los valores humanos necesarios para convivir mejor y que ello lo convierta en un servidor por convicción. Sólo con un gran espíritu de servicio arraigado en su gente, la empresa ha podido lograr “ALTA CALIDAD EN EL SERVICIO”.

Por eso es necesario integrar en la gente los conceptos de:

LA SENSIBILIDAD

Cada una de las personas que conformamos la organización, tenemos que ser sensibles, este valor no debe ser aprendido sino sentido, pues es la única manera de entender los problemas del cliente interno y externo, y preocuparnos por su solución. Todos nosotros tenemos que estar siempre dispuestos a ayudar.

VOCACIÓN DE SERVICIO

Debe ser concebido como una vocación, como un valor que cada uno debe de poseer para que siempre esté dispuesto a colaborar, ofreciendo su disponibilidad de manera ilimitada. El cliente tanto interno como externo, debe ser sentido como único, por tanto desde el corazón, debemos estar prestos a servirle con amor.

LA CREATIVIDAD

Queremos ser una empresa líder y dinámica y esto sólo se obtiene si cada uno de nosotros está pensando en lo que hace para hacerlo mejor. Somos creativos cuando generamos nuevas formas para servir y valorar al otro, pretendiendo que el cliente encuentre en Plenitud Protección, las soluciones a su medida, pues siempre estamos innovando por él y para él.

LA HONESTIDAD

Somos honestos cuando se manifiesta la coherencia entre el pensar y el hacer en la vida empresarial, cuando no generamos falsas expectativas al cliente, sino que somos diáfanos y trasparentes. En Plenitud Protección pretendemos ser siempre claros y justos en las decisiones que se toman dirigidos tanto al cliente interno como externo.

COMPROMISO

Esperamos tener clientes satisfechos; y esto se logra cuando las personas que pertenecemos a la organización entregamos más de sí, con actitud permanente de servicio, comprometiéndonos voluntariamente para que lo prometido se logre.

Nos comprometemos con la empresa cuando somos fieles a ella y con un alto sentido de pertenencia participamos activamente de los procesos, para mantener la misión y la visión empresarial.

Excelente equipo de trabajo
Excelente equipo de trabajo
Atención 24/7
Atención 24/7
Protección familiar integral
Protección familiar integral

Portal de clientes

Este es un espacio creado para que usted pueda consultar, modificar, rectificar, suprimir o revocar información de su cuenta plenitud.

Acceso portal de clientes